CUANDO HABLA LA IMAGEN, DESCANSA EL VERBO

26.08.2017 / 23.09.2017

Como todo lenguaje, el de la imagen, no puede ser reemplazado por otro, porque al hacerlo limita y distorsiona su esencialidad. La palabra, limita aquello que designa. En la descripción de una realidad determinada hacen falta muchas de ellas para aproximarse a la misma. Así, la literatura y la poesía, a través de la fantasía y la metáfora, también crean imágenes que nos introducen en un mundo imposible de descubrir desde la palabra meramente objetiva; porque descubren otras realidades tanto o más verdaderas, escondidas en lo más íntimo de todo ser humano. Eso mismo sucede con la escultura, porque ella como todas las artes posee su propio lenguaje, y ese lenguaje es el de la imagen, ya que surge, como en la poesía, de la necesidad de expresar esa otra secreta realidad que está en cada uno de nosotros, más allá de las apariencias exteriores para introducirnos en el misterioso e inabarcable mundo del espíritu.

Artistas:

LEO VINCI